Seguidores

Buscar en este blog, resultados arriba

Translate

domingo, 24 de febrero de 2013

¿POR QUE FUNCIONA EL TAROT Y DE QUE MANERA? NO TE DEJES EMBAUCAR

Dice la antigua tradición que los hombres sabios en su afán por preservar los sagrados conocimientos ante el uso inapropiado o usurpación de los mismos, decidieron resguardarlos de varios modos y uno de ellos fueron las cartas.
Un medio este, las cartas, al que los hombres solo daban importancia en el vil mundo del juego y del que nunca sospecharían que guardase la sabiduría imperecedera en sus formas.

Leyendas aparte, el tarot es un potentísimo instrumento de orientación y autoconocimiento. ¡OJO! a los charlatanes y tenderos del ocultismo. El tarot no es en modo alguno un método de adivinación. Los mensajes que guarda son tan maravillosos que estimulan nuestro más profundo subsconsciente para forzar nuestra capacidad de razonamiento y autocrítica.

 Esto y nada más que esto es lo que hace que el tarot en manos expertas y honradas sea un instrumento sin igual. Y de igual forma, puede ser utilizado por nosotros mismos si nuestra mente conecta con su simbología y (muy importante en el caso de la "auto-tirada"), permanecemos en un estado neutralidad mental, esto es, asumimos lo que realmente nos diga su interpretación. No lo que queramos nosotros.

Veamos un ejemplo que yo considero ideal para ilustrar todo lo anterior. La maravillosa y enigmática carta de la LUNA.

Arcano XVIII: La Luna.


Se trata de unos de los mensajes simbólicos más maravillosos y potentes que podamos imaginar.
Vamos a intentar extraer humildemente sus puntos más interesantes, siempre teniendo en cuenta, que es la propia meditación interior sobre los arcanos Mayores del Tarot, lo que les confiere esa efectividad.




Número 1.- (En la imagen) Nos muestra un sol y dentro la luna. Así mismo podemos observar un rostro con los ojos cerrados, en meditación.

- Nos pide reflexión sobre la dualidad de la materia. Muestra el principio Hermético de Género. Uno contiene al otro (analogía con el conocido inn-yang, chino). Lo masculino no puede existir sin lo femenino y viceversa. Ambas energías se complementan.

Numero 2.- Altas columnas que se divisan en la lejanía. Señalan un límite; el del conocimiento. El umbral que hay que traspasar, para recibir esa lluvia de sabiduría claramente representada.



Números 3 y 4.- Nuestros miedos, nuestros temores, en definitiva los obstáculos a superar para alcanzar tal conocimiento.

Dos Perros (3): Nuestros miedos visibles, nuestras tendencias de vida. Dos, volviendo a la eterna dualidad de todo lo creado por el TODO. Esas trabas que no nos dejan alcanzar el verdadero conocimiento y la paz de espíritu.

Debajo, los miedos ocultos, los de nuestro subsconsciente (4) los que no queremos o no podemos reconocer. Pero que igualmente hay que superar para llegar a la meta.

Observad así mismo la inclusión del Agua. Si, pero no solo del Agua; puesto que también están representados el Aire, la Tierra y el Fuego. Los 4 Elementos (simbólicos, claro está) que hay que dominar durante nuestro tránsito.

Numero 5.- EL CAMINO
Si queremos transitarlo, hemos de observad las reglas para vencer y/o dominar nuestros miedos, la materia, los elementos, nuestro propio yo.

Publica en tu red

Bookmark and Share

Entradas populares