Seguidores

Buscar en este blog, resultados arriba

Translate

sábado, 23 de febrero de 2013

¿EGIPCIOS EN CHILE EN EL S. III ANTES DE C.? ¡TREMENDO!


Lo enigmas históricos, a veces alcanzan cotas insopechadas. Es el caso de esta pintoresca historia que comienza con el descubrimiento de un pictograma en la gruta de Tinguirica, Chile.
En el y según su traductor parece que el jefe de una expedición egipcia, dejó su sello imperecedero. Demasiado para los libros de texto, jajaja; sería como decir que el neumático lo inventó un neanderthal.
Pero no tomemos a la ligera este descubrimiento, por que dice el dicho que "cuando el rio suena, agua lleva" y no es menos cierto que cuando alguien intenta callar el murmullo del "rio", es porque puede verse arrastrado por la corriente.




Esta es la traducción realizada del pictograma que podeis observar en la imagen. Fue realizada por el epigrafista neozelandés Barry Fell.

“Limite sur de la costa alcanzada por Mawi. Esta región es el limite sur de la tierra montañosa que el comandante reclama, mediante proclamación escrita en esta tierra triunfante. A este limite sur llegó la flotilla de barcos. El navegante reclama esta tierra para el Rey de Egipto, para su Reina y para su noble Hijo, comprendiendo un curso de 4000 millas escarpado, poderoso, montañoso, levantado en lo alto.
Agosto, dia 5 del año 16 del Rey”.

La gruta de Tinguiririca es situada en los Andes a 34°45’ de latitud sud. Su inscripción rupestre ha sido traducida por el prof. Barry Fell como una pretensión de soberanía egipcia.
La cuestión ha dado lugar a una nota breve en “La Nueva Provincia” del 20 de marzo de 1975, y ha ocupado gran parte de los números 131 y 132 de “La semana cientifica y tecnológica” que publica la Comisión Nacional chilena de Investigación cientifica y tecnológica, de los 13 y 20 de marzo de 1975.

En 1885 el naturalista Karl Stolp, alemán establecido en Chile, recorriá las montañas que dominan el Cajón de Tinguiririca, cuando le sorprendió un temporal de nieve que le obligó a buscar refugio en una gruta natural situada a 600 metros encima del fondo del valle. Era casi inaccesible, y además los pastores de la región la consideraban encantada.

Las paredes interiores de la gruta, y parte de la pared exterior, estaban cubiertas de signos que el naturalista no pudo entender y supuso, como era natural, que se trataba de “inscripciones indígenas". El piso de la caverna, siempre seco, estaba cubierto de polvo seco hasta 30 centímetros de profundidad. En este polvo halló cinco esqueletos humanos, que se desintegraron en gran parte. Rega1ó una de las calaveras al Museo Nacional chileno, haciendo notar que su ángulo óptico era de 75°.


En aquella fecha, el faraón era Tolomeo III Evergetes, la reina era Berenice II de Libia, y el hijo e] futuro faraón Tolomeo IV Philopator. La lengua era la de Libia, emparentada con el egipcio antiguo y el maori antìguo, y la escritura libìa se utilizó en Nueva Zelanda hasta el siglo XV.
La larga experiencia del epigrafista Fell en la traducción de litoglifos libios y maorís asegura la seriedad de la traducción que ofrece.

Y para abundar, parece cierto el hecho de que aproximadamente en el año de 232 a.C., durante el reinado de Ptolemo III, el capitán Rata y el navegante Maui, un amigo del astrónomo Eratóstenes, partieron de Egipto con una flotilla de seis barcos, en un intento de circunvolucionar la Tierra. OBJETIVO Y RESULTADO LOGRADO ( 3 AÑOS DE NAVEGACION): Salida por el Mar Rojo, recorriendo el Océano Indico, Filipinas, Archipiélago, Malayo, Java, Bahía McClver, atravesar el Océano Pacífico, tocar parte sur del territorio oaxaqueño (actual), seguir la Costa de Centroamérica, la Costa de América del Sur, hasta la parte media de Chile, para después regresar al Océano La expedición de Maui estaba bajo la guía de Eratóstenes, el gran científico quien también era el jefe de la Biblioteca de Alejandría. Podría este viaje haber demostrado el teorema de Eratóstenes de que el mundo era redondo, y haber obtenido aproximadamente una circunferencia de 24 mil 500 millas. Pacífico.

¿Y bien? ¿Por que este caso como otros muchos permanece (deliberadamente) ignorado?
¿Por que se silencian hechos que cambiarían la percepción histórica?
Desde la barbarie de la Biblioteca de Alejandría, no han dejado de mentir y medrar en búsqueda de su propio beneficio. Lamentablemente, la Iglesia es suma responsable de esta tendencia ocultista desde sus orígenes. Tendencia que los padres del conocimiento histórico hicieron suya y sobre la cual se sostiene la vergonzosa mentira histórica que nos cuentan.

PARA SABER MÁS:
 CLICK AQUÍ (Un interesante pdf sobre el caso.)

Publica en tu red

Bookmark and Share

Entradas populares