Seguidores

Buscar en este blog, resultados arriba

Translate

jueves, 1 de octubre de 2009

El sueño como puente hacia otro plano de existencia.

Cuando dormimos experimentamos una existencia extracorpórea. Nuestra mente procesa, analiza imágenes, hechos, situaciones y por lo general al despertarnos, todo queda en un nada.
Esto es debido que ese plano de existencia nada tiene tiene que ver con lo que aceptamos como existencia diaria, objetiva, palpable.
Es nuestra mente subjetiva, la que se impone a nuestra racionalidad durante el sueño.

¿Y que pasaría si durante ese sueño SUBJETIVO, introdujésemos un dominio OBJETIVO?
Pués que tendremos una experiencia maravillosa:




"SABREMOS, SEREMOS CONSCIENTES QUE ESTAMOS SOÑANDO E INTERACTUAREMOS CON NUESTRO SUEÑO"

"ANALIZAREMOS LO QUE EN EL OCURRE, PERO LO HAREMOS CON DOS PUNTOS DE VISTA: OBJETIVA Y SUBJETIVAMENTE."


¿Y como se consigue esto? Ante todo con constancia, con investigación propia y ...si lo deseas, sigue leyendo.
Tan solo una advertencia: que a nadie se le ocurra identificar los consejos que a continuación lea y en futuro pueda leer aquí, con prácticas chamánicas. El CHAMANISMO, aún siendo similar en metodología, maneja un concepto SUPREMO.
Un concepto que a nosotros, nos infunde respeto y temor y que no estamos preparados para investigar. SE TRATA DE LA MUERTE. Si, la Muerte Física. Ojo con esto.
Por eso la advertencia, porque intentar mezclar en este campo, puede tener sus consecuencias.





Vamos a desarrollar un método a partir de nuestros sueños y usando nuestra rutina diaria como palanca.
Primero, vamos a desarrollar un pequeño itinerario dentro de nuestra casa para el también pequeño "VIAJE", que vamos a realizar.

- Observemos nuestra estancia: cama, armario, ventana, cuadros. Vamos a escoger un objeto que nada más levantarnos veamos rápidamente. (NADA DE ESPEJOS). Será nuestra PRIMERA PARADA.

- Ahora, habiendo traspasado ya la puerta fijaremos nuestra atención en un segundo objeto que esté allí nada más salir de nuestra habitación. (2ª PARADA)
- Digamos que nos encontramos en el pasillo y ya hemos fijado este segundo punto del recorrido. Vamos a fijar un tercero. Por ejemplo, sigamos el pasillo hasta el cuadro que cuelga dos metros más allá. (3ª PARADA)

- Ahora toca escoger el final del viaje. Por ejemplo: la cocina. Escojamos un objeto dentro de ella que simbolice el final de la IDA y el comienzo de la VUELTA al lugar de donde venimos, NUESTRA CAMA.

- Si, realizaremos el recorrido de Vuelta, parándonos en los mismos lugares que en la IDA. Naturalmente, que se pueden fijar más puntos. Unicamente procurar que no sean excesivos: 5-6 y vale.

-Lo ideal sería poner símbolos facilmente reconocibles en los puntos escogidos. Pero si no vivimos solos, es posible que causemos cierta alarma con esta decoración. Por eso os aconsejo lo de los objetos cotidianos.
Y SI LLEGADOS HASTA AQUÍ, QUEREIS SEGUIR LEYENDO: PUÉS ES QUE DE VERDAD OS INTERESA. ASI QUE VAMOS CON EL DESARROLLO.

En tu cama, a solas, tranquilo y sin nada que te moleste. Repasa mentalmente tu "viaje", los puntos seleccionados, todos los detalles del itinerario que consideres importantes.
Memórizalos una y otra vez al tiempo que empiezas a controlar tu respiración.


Cada vez ha de ser más armónica, más acompasada. Sin prisa, liberando la mente de cualquier pensamiento que no sea este.


Anula lentamente tus pensamientos hasta centrarte exclusivamente en lo que quieres realizar: "TU VIAJE"
Cuando hayas alcanzado un nivel de concentración máximo, comienza tu recorrido.
Imagínate a ti mismo levantándote de la cama y siguiendo el intinerario. Y por supuesto recuerda que es ida y vuelta: Por la misma ruta debes regresar a tu cama y a la posición inicial de partida.
Este sencillo método previo es un entrenamiento ideal para conseguir metas mayores que ya explicaré con detalle.


Recuerda:"Cualquier acto de "MAGIA", basa su éxito en los preparitivos previos." Ya me contarás.

Publica en tu red

Bookmark and Share

Entradas populares