Seguidores

Buscar en este blog, resultados arriba

Translate

viernes, 25 de junio de 2010

SEPTIMA PROFECÍA MAYA: El nuevo amanecer


En el momento en que el sistema solar en su giro cíclico, sale de la noche para entrar en el amanecer de la galaxia durante los 13 años que van desde 1999 al 2012 la luz emitida desde la galaxia, sincroniza a todos los seres vivos y les permite acceder voluntariamente a una transformación interna.
El ciclo de 5125 años, pone fin al mundo en el que vivimos, el mundo que conocemos. Será una revolución increíble este nuevo sentido, florecerán muchas cosas mas que serán muy buenas para la nueva civilización.

No falta quien afirma que se producirá un nuevo orden mundial. ¿Pero en base a que?
Para ello habría sido necesaria (lamentablemente) una gran catástrofe bélica o natural que destrozase todas las estructuras de poder que hoy conocemos.
En el post anterior hablamos de la SEXTA profecía y su posible referencia a un objeto que nos golpeará desde el espacio exterior
CLICK??.

Si analizamos un poco la situación geopolítica, vemos que una confrontación a gran escala no conviene a nadie. Hoy día no vale con guerrear y conquistar nuevos territorios. Influyen otros muchos factores: dinero, opinión pública, popularidad para seguir mangoneando, etc..
Si algo ha de pasar, me inclino más por la tesis de una eventual catástrofe natural.
En cuanto a lo del nuevo orden mundial, hace ya tiempo que desde la caida del Telón de Acero, comenzó a fraguarse como tal. Con grupos de poder insospechados que manejan a su antojo las economías de los paises y que analizan la escena internacional hasta puntos inconcebibles.
¿De verdad cree alguien que el hambre en el mundo no se puede erradicar? ¿Es posible que a estas alturas haya zonas del planeta que no evolucionan ni por asomo divino?
Sencillamente interesa que sea así. Todos esos hipócritas que hablan de la deuda internacional, que esquilman los recursos de los paises del tercer mundo, que sobornan a dictadores bananeros para convertir este u otro país en su feudo económico, todos esos son el Nuevo Orden Mundial.
Así que si esperamos otro, habrá de ser nuestro planeta y/o el mismo universo, el que nos centrifugue como parásitos para de igual modo que un agricultor elimina las malas hierbas, pemitamos ese ansiado crecimiento moral. "Chungo, chungo lo tenemos."



Publica en tu red

Bookmark and Share

Entradas populares