Seguidores

Buscar en este blog, resultados arriba

Translate

sábado, 12 de junio de 2010

SEGUNDA PROFECÍA MAYA

Resulta cuando menos sorprendente que hablemos con ligereza del fin del mundo y de las profecías Mayas y no desmenucemos una a una o al menos lo intentemos, buscando un algo más que el fatalismo.
Si como especie dejamos dejamos mucho que desear, no es menos cierto que generalizar es olvidarse de todos aquellos que calladamente y día tras día, nos dan lecciones maravillosas sobre solidaridad, abnegación y otros muchos valores que cada vez más estamos olvidando.


La Segunda Profecía dice que las respuestas a todo están en el interior del hombre, que su comportamiento determina su futuro, afirma que la humanidad se encuentra en un momento de transición fundamental hacia una nueva manera de percibir el universo... que la tierra y el sistema solar, están recibiendo un haz de luz, energía e información desde el centro de la galaxia, que eso está provocando un aumento en la vibración del planeta y las ondas cerebrales y las células del hombre, se están produciendo en resonancia, en equilibrio, con la nueva frecuencia, ocasionando enormes cambios en su comportamiento.

La humanidad se concentrará en su lado negativo y podrá ver claramente que cosa es la que está haciendo mal, este es le primer paso para cambiar la actitud y conseguir unidad que permite la aparición de la conciencia colectiva, se incrementarán los sucesos que nos separan pero también los que nos unen, la agresión, el odio, las familias en disolución, los enfrentamientos por ideologías, religión, modelos de moralidad o nacionalismo;


Estos cambios pueden ser de naturaleza diversa. La cuestión estriba en saber si el ser humano, como ser dual y con dos polos en la escala a los que poder dirigirse optará por uno u otro. Podemos encaminarnos al punto más alto de la escala (todo a mejor) o por el contrario descender por ella y hacernos más mezquinos y materialistas aún de lo que somos ya.
Sea como fuere, dependerá de cada cual. Pero está claro que tal y como estamos funcionando hay más papeletas para un desastre que para una armonización.


Puede que la humanidad se dirija hacia una nueva época de armonía. O tal vez nos encaminemos hacia nuestro propio "auto holocausto"; motivos y méritos ya hemos hecho y seguimos haciendo. Lo que si está claro es que deberíamos mostrar un respeto por todo lo que existe.
Cambiar nuestra mentalidad agresiva y sintonizar un cada vez más con nuestro entorno natural, que al fin y al cabo es el todo en el que nos desenvolvemos.

Publica en tu red

Bookmark and Share

Entradas populares