Seguidores

Buscar en este blog, resultados arriba

Translate

martes, 5 de marzo de 2013

¿EXISTE SATÁN, EL EXORCISMO, EL MAL O... DE QUE HABLAMOS ENTONCES?



En algunas religiones o culturas, se denomina exorcismo a la acción sobrenatural de expulsión, realizada contra un ente maligno, utilizando un método religioso para expulsar, sacar o apartar a dicho ente de la persona o u objeto que se encuentra poseído(a) por la entidad maligna.

 Estos entes dependiendo de las creencias de los implicados, pueden ser demonios, espíritus, brujos, etc. El objeto de la posesión puede ser una persona o animal, objetos e incluso lugares como pueblos o casas (poltergeist). La posesión puede ser total (el ente toma control de las funciones del poseído, puede moverse, hablar, etc, a través de la víctima) o parcial (en la que el ente utiliza al poseído para alguna actividad concreta, como los íncubos o súcubos, que mantienen relaciones sexuales con la víctima mientras ésta duerme).

Claro que primero hay que tener en cuenta, el entorno socio-cultural donde el mismo tiene lugar. No obstante, se practican exorcismos en todos los puntos de la tierra, con independencia de credos y religiones.


¿Y a que llamamos mal? ¿Que se esconde tras esas supuestas fuerzas de posesión?
A nosotros, modernos, occidentales y racionalistas, convendría recordarnos los que ocurrió en Haití en la década de los sesenta del pasado siglo.
Instigados por el ansia científica de saber y demostrar que el vudú tenía una explicación racional, investigadores norteamericanos, científicos, de raza blanca y totalmente libres de prejuicios supersticiosos, hicieron una llegada triunfal a la isla caribeña para desentrañar aquel según ellos..."pseudo misterio".
Asistieron a reuniones y celebraciones y algo debió de salir inesperadamente mal.
Uno dejó su vida en extrañas circunstancias, dos más tuvieron secuelas psicológicas de suma importancia y un cuarto abandonó la investigación preso de una extraña enfermedad.
Alguien dijo en una ocasión, que "hay más mundos pero están en este". Y la frase aparte de maravillosa es el quiz de esta cuestión. Desconocemos en gran manera que es en realidad nuestro entorno.
Conocemos nuestra realidad física y asumimos que esta es la única válida puesto que palpamos, observamos e interactuamos con ella. Ahora bien, supongamos un receptor de radio:

  • Según sintonizamos en una u otra frecuencia, conseguimos acceder a esta u otra emisora. Pues nuestro cerebro es una analogía pura y dura. Debidamente estimulado puede operar a niveles insospechados.
  • Chamanes desde tiempo inmemorial y la física cuántica en la actualidad parece que están abocados a encontrarse. ¿Curioso no?


Imágenes como las de arriba nos indican que dichas fuerzas no han de menospreciarse y menos sin conocer a fondo sus causas.
¿Donde está la línea que divide la realidad de la superstición? A mi modo de ver, es tan delgada que ni siquiera se ve. Quizás porque ninguno de los dos punto de vista es acertado. Vivimos en un mundo vibrante, somos energía y estamos rodeados de ella.
La que vemos, experimentamos y la que "no percibimos"; la SUTIL.
Y la energía puede ser de una u otra naturaleza como todo cuanto existe. Como la eterna dualidad que gobierna el universo.


Y por que funciona un ritual exorcista?? 

  • Diferentes métodos, diferentes localizaciones, diferentes credos pero el fin es el mismo. Mediante la PALABRA se actúa en el CREYENTE, ansioso de esa ayuda parece que su mente subjetiva se impone a la objetiva hasta acabar con el estado alterado de consciencia.
  • Existen sacerdotes cristianos que practican exorcismos en comunidades musulmanas. Es realmente curioso el hecho, ya que parece que ni el exorcismo escapa al concepto de globalización,
  • En efecto, esto demuestra que da igual la comunidad religiosa o étnica. A lo largo y ancho del género humano el fenómeno se repite.
Además, nadie ha conseguido explicar las supuestas facultades que un "poseido" alcanza. Hablar en lenguas incluso muertas, sansonismo (fuerza incontrolable), estigmatizaciones varias y lo "mejor" de todo esto es que estas características se dan en cualquier contexto social e ideológigo.

Y esto debe hacernos reflexionar, nuestra mente es sumamente poderosa. Guarda esencias de poder que ni siquiera alcanzamos a imaginar. Pero al mismo tiempo actúa como un decodificador de todo lo que capta, sea SUTIL o mundano. 

  • Ahí radica el problema. Cuando una mente esta predispuesta por factores emocionales, psicosomáticos o cualquier otra patología de las "profundidades" de nuestro subsconsciente, es cuando hay más posibilidades de que estas "posesiones" se produzcan, desatando fuerzas nada desdeñables.
El siguiente vídeo es el estremedor testimonio real y  sonoro del exorcismo de Anneliese Michel, llevado a la pantalla como "El exorcismo de Emily Rose". Y el siguiente es un documental de la TV. polaca que nos cuenta una interesante narración sobre aquellos hechos.

Publica en tu red

Bookmark and Share

Entradas populares