Seguidores

Buscar en este blog, resultados arriba

Translate

jueves, 9 de julio de 2009

Saber Templario









Esta imágen, podría ser fruto de una mera especulación a no ser por bastantes connotaciones, que bajo nuestro punto de vista no son casuales.

En el cañón de Rio Lobos (Soria), al lado de una gruta está situada la ermita de S. Bartolomé, de origen templario y antiguamente denominada S. Juan de Ucero.

Aunque de su origen templario no queda más que el pórtico y poco más, se trata quizás de uno de los misterios más peculiares de nuestra geografía.

Si obsevamos la imágen, vemos una línea, que pasando por este enclave, divide a la península en dos mitades practicamnte iguales. Además, el emplazamiento de la ermita, equidista del punto más occidental de la península y del más oriental.

¿Casualidad geográfica? Pudiera ser, pero teniendo en cuenta quienes estuvieron implicados en su edificación, es mejor sustituir el término ""casual"", por el de ""CAUSAL"".

Para explicarnos un poco más, tenemos en cuenta la existencia comprobada de líneas de fuerza, conocidas como líneas HARTMAN, que recorren el planeta a modo de una inmensa rejilla. Dichas líneas van de suroeste a noreste y de sureste o noroeste. Forman un entramado energético bien conocido por GEOMANTES, RADIESTESISTAS Y PRACTICANTES DE FENG SHUI.

Las intersecciones de dichas líneas, producen puntos denominados "geopatógenos"; o lo que es lo mismo: energía telúrica negativa, que puede verse potenciada por la presencia de aguas subterráneas.
LLegados a este punto, conviene recordar que este tipo de energía es perjudicial para los seres vivos y que esta consideración, es conocida desde tiempos inmemoriales.

Ahora bien, esta poderosa energía sutil debidamente canalizada podría operar verdaderos prodigios según que fin se persiguiese. Si tenemos en cuenta, la afinidad de los Templarios por artes como la Geomancia y su peculiar arquitectura octogonal, decididamente orientada a obtener "ALGO", de los puntos elegidos para sus enclaves, podemos pensar en que el emplazamiento de la ermita no es al azar.

Veamos la línea de la imágen. Ahora partiendo de la ermita, trazemos una perpendicular a la derecha de la misma. Es decir, dirección noroeste-sureste. Vemos que nos lleva a nada más y nada menos que A la ¡¡¡¡arista noroeste de la GRAN PIRAMIDE!!!!.

Si, haced la prueba. Demasiada casualidad.




Podemos observar el ángulo casi perfecto de 90º, que forma la intersección de estas líneas. También aclarar que Gibraltar (el peñón), es un vértice geodésico de primer orden.

Pero, aún hay más.!!!!!!!! Sigamos prologando nuestra línea y veamos donde nos lleva.



Pués casi nada. Directamente a tierras que han sido presencia de civilizaciones como Olmecas, Toltecas y Mayas.
Cuando menos merece reflexión. En la próxima entrega veremos el enlace centroamericano de esta poderosa línea de fuerza.

Publica en tu red

Bookmark and Share

Entradas populares