Seguidores

Buscar en este blog, resultados arriba

Translate

martes, 28 de mayo de 2013

¿ES NUESTRA MENTE EL ARMA DEFINITIVA QUE TANTO ANSÍAN ALGUNOS?


La pregunta tiene su tela aunque no lo parezca. Puede y solo puede que si esto se hiciese realidad, el holocausto que no hemos vivido (toquemos madera) con las armas nucleares, lo experimentáramos pso-facto con esta supuesta realidad.
Imagina por un momento que tuviésemos la clave para sacarle a nuestro cerebro el partido que siempre se ha sabido que tiene.....Mejor no!
Nos destruiríamos como animales rabiosos unos a otros si esto fuese posible.

Mitos, leyendas e historias diversas nos sugieren que a lo largo de milenios han existido mortales capaces de obrar prodigios con su mente, su "magia", su capacidad para manipular los elementos en su provecho.
Grandes personajes que obraban prodigios como separar aguas, caminar sobre ellas, desatar tempestades o provocar plagas.
¿Donde está el mito y donde lo cierto? Si alguien hubiese dado con la clave, yo no estaría escribiendo esto. Pero ¿sabes una cosa....? A mi se antoja que cierto hay mucho en todo esto. Y que este conocimiento ha sido guardado durante cientos de generaciones porque si fuese de dominio público....lo que decíamos al principio: el auténtico e inevitable Apocalipsis.

Manipular los elementos. ¿Y por que no? Los grandes maestros de la historia de las Artes Marciales podrían ofrecernos pistas muy concretas.

Me viene a la cabeza una anécdota de cuando practicaba kung-fu:

  • Nuestro maestro chino se esforzaba denodadamente en que aquellos rostros pálidos indisciplinados aprendiesen realmente a concentrar su energía en el momento del golpe. Una y otra vez nos insistía en que nuestra mente debía enviar su (la nuestra) energía en el momento del golpeo y en el lugar escogido, como una transferencia inmediata y fluida.
  • Buffff!! Si hombre, y la madera esa se parte con "na de na", con la "mirada energética" que dice el menda. Pensábamos aunque por el lógico respeto a aquel pequeño gran hombre, nadie decía en voz alta.
  • Y he aquí que predicando con el ejemplo Dong (que así se llamaba) nos demostró que no era ciencia ficción sino pura realidad no apta para torpes occidentales. Ante nuestro expectantes ojos una lámina de madera de teca (quien conozca esta madera...sabrá de lo que hablo) de 3 dedos de espesor y el jodido de él que se concentra y la rompe en dos mitades con su puño sin un solo aspaviento.
  • Para flipar, os lo aseguro y no menos cuando te hacía "volar"un buen trecho hacia atrás y tu sentías que apenas te tocaba; esto era màs tremendo aún y aquí si que te dabas cuenta de que algo muy grande atesoraba.
Estoy seguro de que la posibilidad de manipular los elementos mentalmente es un hecho y que solo algunos muy bien capacitados e iniciados conocen sus secretos más profundos.
  • «Nada en el Universo es capaz de resistir  l ardor convergente de un número bastante de inteligencias agrupadas y organizadasTeilhard de Chardin 
Pierre Teilhard de Chardin 01.jpg
Puede que este ilustrado jesuita tuviese razón. Si es así tarde o temprano alguien dará con la clave para bien o para mal...yo creo que lo segundo...¡pues buenos somos!
Quizás para ello solo baste como decía Dong: "no miral, no pensal..tu sentil y escuchal"

Publica en tu red

Bookmark and Share

Entradas populares