Seguidores

Buscar en este blog, resultados arriba

Translate

miércoles, 21 de diciembre de 2011

OVNIS NAZIS: UNA REALIDAD HISTÓRICA... ¿INCÓMODA?

Antes de nada, una pregunta: ¿Si tenían todos estos cacharritos, por que no los emplearon?
Pues puede que por:

1.- El desarrollo de esa tecnología llegó demasiado tarde, más bien entre 1944 y 1945, y no se pudo llegar a emplear militarmente. Ciertamente disponían de esa tecnología, pero no se llegó a tiempo a la fabricación masiva.
2.- Los OVNIs de Hitler ciertamente eran muchísimo más veloces que cualquier avión existente, pero esto no bastaba. Se mostraron, al menos en esa fecha, no aptos como aeronaves caza.
3.- Por alguna razón, los alemanes del Reich vieron la guerra materialmente perdida y decidieron replegarse, esperar un momento futuro en que la victoria del Reich fuese tan segura como contundente.



El Tercer Reich fue para Alemania una época de progreso en todos los campos: Alemania poseía los autos más rápidos, los aviones más veloces y de mayor autonomía de vuelo, la primera televisión (durante los Juegos Olímpicos de 1936), las mejores películas de entretenimiento, la industria farmacéutica más pionera, etc. Pronto volaron los primeros aviones a reacción (Me-262) y los primeros misiles de largo alcance (V2). Todo esto es conocido.

El conocimiento de misteriosos aviones circulares alemanes propulsados por motores anti-gravitacionales con el nombre en clave de “Vril” y “Haunebu”, que supuestamente fueron desarrollados no basándose en la técnica convencional, sino en una nueva técnica surgida de la filosofía ocultista NS, ha sido siempre negado por las fuerzas aliadas.
Muchos podrán pensar que es imposible que los alemanes en tan corto espacio de tiempo desarrollaran tan fabulosa técnica, pero olvidan que no se basaron en los principios científicos clásicos, si no, como ya hemos apuntado, en la filosofía ocultista de las sociedades germánicas como Thule y Vril.
Así por ejemplo, el científico alemán Viktor Schauberger era un convencido defensor de la “implosión en lugar de explosión”. Rechazaba el motor de explosión, pues éste se basa en la destrucción (explosión), pero la Creación divina es siempre constructiva.
Por lo tanto, una técnica basada en la destrucción es contraria a las leyes de Dios y puede denominarse como técnica satánica. En su lugar, proponía los motores de implosión. Éste es tan sólo un ejemplo de la filosofía de estos científicos. Gracias a la forma de pensar del Tercer Reich, los alemanes avanzaron en técnica en pocos años lo que los aliados no avanzarían en cien.
A mediados de los noventa dos documentales de televisión sobre los platillos nazis conmocionaron a la comunidad ufológica internacional. En ellos se vinculaba la existencia de prototipos discoidales diseñados en la Alemania de entreguerras y las tradiciones esotéricas que tanto influyeron en la gestación del III Reich. Personalmente he visionado un video titulado “OVNIs: El arma secreta de Hitler”, en que se trataban estas cuestiones.
Pero mucho antes, libros como “Geheime Wunderwaffen” (“Armas prodigiosas secretas”, partes 1, 2 y 3), de D. H. Haarmann o “Deutsche Flugscheiben und U-Boote überwachen die Weltmeere” (“Platillos y submarinos alemanes vigilan los mares del mundo.de O. Bergmann, hablaban ya de los “OVNIs del Tercer Reich”.



Este vídeo hay que verlo como lo que es: Una prueba más de que la teoría nazi de los OVNIS no es ningún asunto baldío. Nosotros hemos mantenido desde hace tiempo que algo se ha roto en la historia reciente en cuanto a evolución tecnológica. En los tiempos del Tercer Reich alemán, se desarrolló un sistema filosófico-científico-místico, que se apartó por completo de los convencionalismos de la época. Logros importantísimos en la aeronaútica alemana, se produjeron a la sombra de la segunda gran guerra. Logros que van más allá de lo que nos han contado. El proyecto "HANEBU" y otro similares, desarrollaron prototipos de muy alta e inovadora tecnológía. Resumimos: 


Proyecto Haunebu.
Sobre la denominación “Haunebu” no hay acuerdo. Algunos afirman que se trata en realidad de la abreviatura de Hauneburg*, lugar en que serían desarrollados. Este nombre sería abreviado como “Haunebu” por falta de espacio en las casillas de los formularios.
* NOTA: Hauneburg era un pueblo situado en el Haunetal (el valle Haune), situado en el norte de la provincia alemana de Hessen. Como vemos, el lugar no es ficticio y probablemente fue allí donde se desarrollaron los platillos de la serie “Haunebu”.
Aquí mostramos algunas imágenes de los tres modelos de Haunebu. La pregunta que todos nos hacemos es: ¿por qué los OVNIs que aparecen en las fotografías y el video que filmó Adamski se parecen TANTO al modelo Haunebu II?

Proyecto Vril
El proyecto Vril estaba en manos de la sociedad Vril, el círculo de damas esotéricas. Era un diseño independiente del “Haunebu”. Los desarrollos empezaron con el Vril 1 y culminaron supuestamente en el Vril 7. El primero ensayo con el Vril 7 tuvo lugar al parecer sobre el mar Báltico en invierno de 1944. Fue todo un éxito.

El “Andromeda-Gerät”
El “Andromeda-Gerät” o “aparato Andrómeda” era una nave nodriza. Desconocemos si llegó a construirse antes de terminar la Segunda Guerra Mundial, pero de no ser así se construyó en Neuschwabenland tras la guerra con los planos y diseños previos. Tenía forma de cigarro, y esto coincide con la descripción de muchos pilotos de vuelo que dicen haber visto OVNIs con esa forma y de unos 140 metros de longitud.


Los aliados y los soviéticos, todos a una; decidieron silenciar con mano firme la cuestión, ya que al final de la contienda no solo no consiguieron capturar este material, sino que parecía haberse esfumado con destino presuntamente "¡¡¡ANTÁRTICO!!!". Hasta allí, hasta la Antártida, se desplazó una gran flota de guerra norteamericana, con la intención oficial de "cartografiar" el polo sur. Al mando, Richard E. Byrd, el almirante que revolucionó a todos con sus afirmaciones sobre la TIERRA HUECA.

Es evidente que una flota como aquella, no iba a cartografiar. Iban en misión bélica claramente y con la intención de aplastar algo. Algo que no consiguieron.

Es hora ya de que se sepa la verdad. Y puede que esta sea más difícil de asimilar por nosotros que el hecho de que los OVNIS puedan ser de orígen interestelar.
Y podremos pensar....Ya, pero donde se esconden si son tan terrestres como tu yo.
Os recuerdo la famosa frase. "Hay otros mundos, pero están en este."


Y abundando sobre el particular os diré, que reviseis el "desinterés" (acojonamiento manifiesto) de Estados Unidos con la Luna.


Publica en tu red

Bookmark and Share

Entradas populares